domingo, 20 de noviembre de 2050

PRESENTACION



Iniciamos el cultivo del huerto con los principios de la permacultura el año 2013, en una tierra dedicada anteriormente al monocultivo intensivo. 

Cada temporada que pasa, los resultados se van viendo en la fertilidad de la tierra. Vamos introduciendo una rica diversidad de plantas, arboles, plantas aromáticas, hortalizas de temporada...

No se remueve la tierra, reutilizamos los restos orgánicos, de poda, hierbas que salen espontáneas y paja, para acolchar el terreno y los cultivos. 

Usamos las plantas como la consuelda, la ortiga, la cola de caballo y otras, para fertilizar la tierra, proteger y revitalizar los cultivos. En ningún momento del ciclo de las plantas usamos abonos químicos.

Dejando que se multipliquen los microorganismos, tenemos unos aliados estupendos que hacen su trabajo y son una valiosa ayuda.










La diversidad de plantas aromáticas y las flores silvestres nos acompañan todo el año.









Son una reserva de abejas y otros insectos útiles.
Mantienen un paisaje vivo y alegre.
Al finalizar su ciclo de vida, nos sirven para acolchar el suelo, volviendo a incorporarse a la tierra.